viernes, 24 de abril de 2009

Tres metas importantes para la acción diaria




No enojarte, No enojar a los otros, Deshacer los enojos de los demás.
No enojarte:

por pequeñas o grandes cosas,
por sucesos sin relieve o de proporciones llamativas;
no enojarte con tus familiares y no enojarte con los que te rodean en el trabajo,
o con las personas con las que diariamente debes encontrarte y tratar.
No hacer enojar a los otros:

no darles motivo de enojo, de disgustos;
no hacer lo que sabes que a ellos les disgusta
o les puede ser causa de enojo; no ponerlos en tales circunstancias,
que ellos deban hacer esfuerzos para conservar su calma interior.
Deshacer los enojos de los demás:

cuando veas que alguien está impaciente, ofrécele un poco de tu paciencia;
cuando alguien necesita ser calmado, dale tu palabra de paz y serenidad;
cuando alguno se extralimite en sus apreciaciones o expresiones o actitudes,
pon tú la cuota de serenidad,
de calma, de paz y de amor.
Alfonso Milagro

5 comentarios:

Lau dijo...

Es cierto Silvi, todo sería mucho más llevadero, cuando alguien está enojado, uno tiene el camino mas facil que es engancharse en el enojo, pero en realidad si uno no se engancha y permanece en calma, al otro no le queda opción porque no puede pelear solo, eso desarma el mal momento. Muy lindo, sería bueno hacerlo siempre, pero somos humanos vio? jajaja

•Oblivion• dijo...

bonita reflexión, bastante bíblica.

Jurema dijo...

Grandes consejos para mejorar nuestra vida, gracias!

Esta entrada se merece un regalo que esta en mi casa ( arriba a la derecha)

Un abrazo

chema riquelme dijo...

Me ha encantado tu rincon,interesante, se ve que eres una persona inquita, y que te gusta seguir preparandote,

ya soy seguidor tuyo, voy a poner un enlace con tublog espero que tu hagas lo mismo,saludos y encantado.

www.chemariquelme.blogspot.com

Amor, con imagenes dijo...

te enlazo a mi blog, ojala sigas escribiendo,saludos